Narciso y Goldmundo


No por la vía del pensamiento sino por la de la sensibilidad, en muy variadas metáforas, adivinaba que el arte era una conjunción del mundo paterno y del materno, de espíritu y sangre; podía comenzar en lo más sensorial y conducir a lo más abstracto, o bien tener su inicio en un puro mundo de ideas y concluir en la carne más sangrienta. Las obras de arte realmente excelsas, que no eran simplemente hábiles malabarismos sino que estaban llenas de misterio eterno, las obras de arte auténticas e indubitables presentaban aquella peligrosa y sonriente doble faz, aquella sustancia masculina-femenina, aquella integración de lo impulsivo y la pura espiritualidad.
  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

5 Response to "Narciso y Goldmundo"

  1. Francisco Rapalo says:
    10 de diciembre de 2009, 6:58

    Muy bueno!!!!!!!!!!!!!
    pero yo (que me autoproclamo fan n°1 de tus escritos) quiero más de tus poesías!
    besos prima!

  2. Francisco Rapalo says:
    10 de diciembre de 2009, 7:02

    Entonces... se podría decir que las obras de arte son una especie de quimera entre el mundo espiritual y el real?

  3. Maricú says:
    10 de diciembre de 2009, 7:12

    En realidad, ese libro trata el tema de la dualidad del ser humano. Por un lado, la razón, el espíritu, la ciencia, la filosofía, el orden, las doctrinas; por el otro, el alma, la libertad, el instinto, la incertidumbre, las imágenes, lo sensorial. Y se asocia el lado racional a 'lo masculino' y el sensorial a 'lo femenino', y ambos conviven dentro de cada ser humano.
    El arte vendría a ser una representación de ese caracter dual: es algo sensorial que suscita una idea abstracta; o bien, una idea abstracta plasmada en algo tangible.

  4. Francisco Rapalo says:
    11 de diciembre de 2009, 10:53

    Ahhh mirá vos... yo lo único que conozco relacionado con el dualismo es el dualismo cartesiano (la teoría de Cartés que explica que la mente es un espectro diferente al del cuerpo. Psicología pura).
    Espero más poesías tuyas!!

  5. Guido says:
    11 de diciembre de 2009, 18:11

    Mi libro favorito de Hermann Hesse. Lo amé en su momento.
    Pero jamás lo volví a releer. Creo que rompería el hechizo de la primera lectura. Me encantó.

Publicar un comentario en la entrada

Copyright 2009 Perras negras
Free WordPress Themes designed by EZwpthemes
Converted by Theme Craft
Powered by Blogger Templates